martes, 21 de enero de 2014

Rolemaster: primera aventura

Anteriormente colgué una presentación de los personajes con los que empezamos a jugar y un pequeño resumen del inicio de las hostilidades aventuras (que reproduzco a continuación):

Este variopinto grupo se ha conocido en las posadas que jalonan la gran Ruta de las Especias, que va desde las tierras del Imperio hasta los kanatos del este, y más allá. Cuando entran en la villa comercial de Gambe, lo primero que contemplan es el ahorcamiento de un presunto criminal. Parece ser que el condenado es un pobre hombre de la zona, ejecutado por ser el asesino de la hija de un rico comerciante local (el señor Testanera).  Movidos más por la avaricia que por la piedad, deciden investigar un poco más. Contrariamente a lo que parecía en un principio, parece que el pobre ajusticiado no había tenido nada que ver con el crimen...

Tras establecerse en una posada local, los siete aventureros se dirigen a hablar con Testanera. Allí se enteran de los pormenores del caso. La hija del noble, Ludovica, desapareció mientras volvía a su casa de clases de canto unos días atrás. No se encontró el cuerpo. Las sospechas recayeron enseguida sobre un pobre borrachín de la zona, al que vieron ahorcar según llegaban. La única prueba de su culpabilidad es que se encontró en su poder la gargantilla de Ludovica, aunque él afirmó siempre que lo había encontrado en el callejón donde desapareció. El señor Testanera les ofrece alojamiento en su mansión mientras estén buscando a su hijita. Dos viejos mayordomos, marido y mujer, les sirven; Xhaoj les mira de reojo y acaricia el filo de su hacha...

Por cierto, mientras están en la ciudad o muy poco antes de llegar, ocurren dos cosas que podrían (o no) tener importancia: han entrado a robar en el establecimiento de un herbolario local y han pegado fuego a un establo de un importante ganadero local (Ginés de Alvarnuño).

El grupo se divide.Vania la ladrona hace una visita nocturna al herbolario atracado. Entra con gran habilidad sin ser vista y nota que han destrozado el local, como buscando algo. Encuentra una pequeña caja de caudales con cierta cantidad de monedas y dos botellitas misteriosas llenas de algún líquido desconocido. También registra los últimos encargos que le han hecho al herbolario y encuentra que alguien le había pedido cierta cantidad de belladona (un veneno). ¿Será esto importante?

Esa misma noche varios de los aventureros registran la zona en que desapareció Ludovica y encuentran un extraño colgante de madera medio oculto en un rincón. Parece habérsele caído a uno de los secuestradores, pero nadie reconoce el símbolo. Luego Karvarund el enano y Wulgrum se van de juerga a investigar a Casa Marcela, afamado establecimiento hostelero con hermosas camareras. Karvarund el enano queda impresionado por los atributos de Marcela, la dueña. Allí se reafirman en su idea de que el pobre borrachín ahorcado seguramente no era el culpable. Mientras están allí se dan cuenta de que un parroquiano les observa y sale del bar disimuladamente. Al rato, dos soldados y un oficial de la guardia aparecen en el local y les piden que les acompañen fuera de malos modos. ¿He mencionado que ambos personajes estaban desarmados, en cumplimiento de las leyes locales? Karvarund logra hacerse con un martillo en Casa Marcela, por si acaso... y salen a la calle oscura con los tres soldados. Karvarund, en un ejercicio de autocontrol inaudito, opta por el diálogo. Wulgrum parece empeñado en iniciar una trifulca, seguramente porque no necesita más armas que sus puños. Los soldados quieren saber por qué están indagando sobre asuntos ya zanjados y el oficial se escandaliza por la insolencia de Wulgrum. En el momento de máxima tensión se oyen unos gritos en la noche y los soldados salen corriendo a indagar qué pasa. Karvarund y Wulgrum se miran. Los tres soldados nunca, jamas, sabrían lo cerca que habían estado esa noche de la muerte más absoluta...

¿Qué es ese alboroto nocturno? Pues nada, el nómada Ananaki, que decidió pegarle al chivato de Casa Marcela cuando se lo encontró por la calle. Su total inutilidad en lucha sin armas hace que la pelea sea una especie de forcejeo absurdo, el agredido pide auxilio, llegan tres soldados y Ananki huye pensando en subirse más rangos en Pelea o algo así.

Pero no se acaban aquí las correrías nocturnas del grupo. Xhaoj se despierta en mitad de la noche. Coge su hacha de batalla. Baja al piso de abajo y, sigilosamente, entra en los aposentos del matrimonio de criados del señor Testanera. Sin dudarlo un segundo, LOS DEVASTA a hachazos mientras duermen, matando a ambos. Luego, como algo secundario, busca alguna cosa interesante por la casa. Más por casualidad que por otra cosa, encuentra un libro donde se demuestra que los comerciantes locales (incluyendo a Testanera y a Alvarnuño, el ganadero) se han opuesto a una serie de medidas que quería imponer el líder de la guardia, el señor Germán de la Cueva. Parece que la guardia y los comerciantes están enfrentados. Hecho esto, Xhaoj se lava, limpia su hacha y se vuelve a dormir como si nada.

"Chaval, ¿qué miras?"

Amanece al día siguiente.

Unos gritos desgarradores despiertan a medio pueblo. El señor Testanera ha descubierto los cadáveres destrozados de sus criados. Xhaoj, indiferente, le tranquiliza y le explica una historia completamente inverosimil en la que los soldados de la guardia son los asesinos y desean vengarse de Testanera por haberse opuesto a sus designios. "¿Cómo demonios sabe usted eso?", pregunta extrañado el comerciante. Xhaoj sale airoso del paso gracias a la tirada más afortunada de su vida. Testanera acaba creyendo que Xhaoj está realmente investigando a la propia guardia, por órdenes del mismísimo Duque de Valenia (mentira, de las gordísimas).

A media mañana, el grupo se reúne para desayunar y poner ideas en común. Saben que los comerciantes y los líderes de la guardia (Germán y su mano derecha, Roque) se han enfrentado porque los primeros se han negado a cederles parte de sus poderes a los segundos. ¿Será esto razón suficiente para vengarse de Testanera raptando a su hija? ¿Fue el ahorcado del principio un mero chivo expiatorio? ¿Quién asesinó a los dos mayordomos de Testanera?*

Todo esto... el próximo día.

*Bueno, esto se lo pregunta la gente del pueblo. Es lo único que los aventureros saben a ciencia cierta.

2 comentarios:

  1. Me gusta, estás resumiendo la aventura con detalle e intriga jeje.
    Por si alguien quiere saber más de por qué considerar la belladona como veneno, además de en el apartado "Características" de la página de wikipedia aquí hay otra en la que describe en mayor detalle la toxicidad de las bayas;

    http://www.elherbolario.com/noticia/992/MAGIA-Y-TRADICION/La-Belladona-veneno-
    volador.html

    Y como apunte histórico;
    "Se supone que la belladona fue empleada para envenenar a las tropas de Marco Antonio durante la guerra de Esparta, según la descripción que Plutarco hizo sobre los extraños efectos que siguen a su uso. Con la misma planta fue envenenado Claudio, el emperador romano."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que la historia está llena de ideas frikis!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...